martes, 27 de enero de 2009

Honor.

Lectores:

Hoy quiero escribir de un tema que me viene dando vueltas en la cabeza desde hace ya un tiempo. El Honor. Nadie lo conserva, cualquier trato es bueno si conviene, las lealtades entre amigos ya no existen , salvo en contados casos. El respeto por uno mismo, el amor propio, nada.

En las competencias, ya nadie deja todo, y cuando perdés "aprendiste jugando". En los desafíos, cada vez más se rinden. En las peleas, la gente opta por callarse y no pelear, antes de defender su posición (ojo, sin violencia, hablando). Si fallaste en tus objetivos, no importa, ya tendrás otras oportunidades. Este tipo de pensamientos, les aseguro, me sacan de quicio.

Mi experiencia personal me lleva a recorrer miles de vivencias,y luego de un largo aprendizaje y discusión con mis padres, he llegado a ser más orgulloso y aprendí a darlo todo, aunque fracase.

Un ejemplo es el del debate, organizado en 2008 por la universidad de San Andrés, en la que mi escuela participó. Para prepararnos, tuvimos que ir al colegio en vacaciones de invierno. De mi equipo de tres personas, yo sólo lo hice. Ok, a quién puede ocurrírsele ir al colegio en vacaciones? Pero, para que te anotás en algo que sabés que requiere preparación y que indefectiblemente te come tiempo de vacaciones? La respuesta es que hoy en día, muchos participan en actividades por inercia o compromiso y no por propia iniciativa. De este modo, no hay ganas de ganar, no hay hambre de gloria.
En este caso en particular yo sentí que dejé todo. Sin embargo, no alcanzó, e iré mejor preparado y con otro equipo a eventos parecidos o al mismo si la UdeSA lo organiza en 2009.

Sin embargo, no soy un santo ni nada por el estilo. A los 13 y 14 participé de las olimpíadas de matemática, que son competencias en las que se puede llegar incluso a instancias nacionales e internacionales. Me anotaba y repetía que quería participar, aunque nunca llegué a terminar un ejercicio de práctica o, al menos, estar conforme con mi preparación. Así me fue, llegaba hasta donde daba mi capacidad, y le echaba la culpa del fracaso a que la olimpíada era "difícil" o que se me complicó, cuando en realidad no me había preparado como corresponde. ESO ESTÁ MAL.

Conclusión: a la hora de emprender un proyecto, hay que estar dispuesto a dejar todo por el resultado que buscamos. Para hacer las cosas mal, no las hagamos.
De todas maneras, sigo siendo un ser humano en proceso de mejora constante ( o al menos eso busco!) y acepto que hay cosas que hago a desgano, incluso sabiendo que son para mi propio bien.

Si recién entrás al blog te cuento que Comunidad Moral es un grupo virtual que organizo para reunir a los jóvenes que, a diferencia de lo que dicta la sociedad hoy, buscamos mantener valores que nos identifiquen como seres humanos únicos, sin ser un celular, un trago, o un miembro mas de una tribu urbana.
Al unirte, podés conocer a los otros 20 miembros, plasmar tus opiniones entre todos, compartir tus vivencias, y participar de actividades grupales.
Para unirte sólo tenés que agregar a comunidadmoral@hotmail.com en tu MSN.

Saludos,

Martín.

4 comentarios:

  1. En las peleas, la gente opta por callarse y no pelear, antes de defender su posición (ojo, sin violencia, hablando).
    Por alguna extrañaa razón me siento identificadaa... típica , te "cansás" y dejás que hablenn y hablennn y no decís nada. Fue una entrada como "persevera y triunfarás" jaaj Como que muchos dicen "va, que me importa no me sale no llo hago". El camino fácil ajja pero bueno todos tenemos sueños y objetivos y hay que esforzarse para lograr lo que uno se propone :).
    Besos a todos! Suerte

    ResponderEliminar
  2. uuu re cortito me salió ajaj bueno es lo que hay hoy jaja!

    ResponderEliminar
  3. Comenzaste hablando sobre honor, y terminó, como dijo 'Tungui' en un persevera y triunfaras.
    Todos tenemos opiniones propias y no todos las comparten. Uno puede dar su opinión, y defenderla dando argumentos certeros, pero no es necesario que la otra persona termine diciendo un 'tenés razón', porque eso de nada sirve. Ahora, con los objetivos que nosotros mismos queremos alcanzar, es otro tema. Es lógico que emprendamos proyectos, todos lo hacemos, y la mayoría de las veces no los terminamos. Supongo que es inherente a la especie humana, y debe estar más relacionado a que emprendemos los proyectos sin pensar bien en el sacrificio que luego vamos a tener que hacer para llevarlos a cabo. De todas formas, sirven de experiencia.
    También hay que reconocer que somos seres humanos, nos equivocamos, nos cansamos de insistir, nos damos por vencidos. Pero si nos damos por vencidos es porque estábamos defendiendo algo de lo cual no estábamos seguros. Las cosas que arraigamos desde lo más profundo del corazón… De esas cosas no nos van a hacer desistir.
    Si vos te anotaste en las olimpiadas de matemática, y no rendiste todo lo que vos crees que podrías, es porque talvez no te interesaba tanto. En cambio, en lo que en realidad creías, diste todo de vos, y aunque no alcanzó, estás satisfecho de haber hecho tu mejor esfuerzo. ¡Ojala mi colegio participase en cosas así! Yo sí iría al colegio en vacaciones de invierno, si es por algo que realmente considero importante.
    El honor, medio dejado de lado en tu entrada, es algo un poco más complejo. Yo no me considero una persona más o menos honorable si dejo un proyecto a la mitad.
    Pero... ¿Qué es el honor? ¿Cómo definirlo en palabras?
    Por ahí podría ser el tema de la próxima entrada.
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  4. Pero si nos damos por vencidos es porque estábamos defendiendo algo de lo cual no estábamos seguros.
    Me gusto mucho eso en el comentario de tammy. Me hiso recapacitar: muchas veces eso me pasa pero es verdad, si lo dejo, tanto me importa?? Pocas cosas me importan realmente entonces jajaja, q decepción pero bueno.
    Lo de dcir "tenes razón" uno lo hace de cansancio, y de nada sirve que me lo digan a mí. Creo que hay que respetar que muchos piensan distinto. No hay una sola persona en este mundo que piense exactamente igual que yo en todo, y eso es lo que nos diferencia.
    pd: Si mal nos fuimos del honor ajaj pero esta bien. Fue inspiradorr como digo siempre ja.

    ResponderEliminar