sábado, 30 de mayo de 2009

JA!! Y dicen que soy aburrido...

Bueno, volví después de mucho tiempo. Pido perdón por no postear pero estuve a mil trabajando en un proyecto espectacular para el cual “contraté” la consultoría de mi papá. Bueno, no les voy a mentir, la idea es de él, que tiene muchísima experiencia en proyectos de todo tipo, y me participó a mi.

Señoras y señores, se viene la música para revolucionar, por ahora, toda la zona sur. Estamos trabajando en un proyecto de dos etapas. La primera consiste en formación en la música, con clases y academias itinerantes o móviles, y la segunda consiste en un proceso de formación y selección de bandas, con coaching, soporte (que incluye grabación de singles, álbumes y video clips), presentación en diferentes lugares y eventos a nivel zonal, nacional e internacional.

Además, tenemos a la venta instrumentos musicales de todo tipo. Desde guitarras, bajos, órganos, percusión y vientos hasta amplificadores y estudios de grabación portátiles computarizados para tu propia casa. En fin, todo lo que te puedas imaginar y lo que no te puedas imaginar también.

Les comento a todos los interesados que el espacio que proponemos es un ambiente sano, de aprendizaje, de explorar y explotar un área cultural que es la música y que obviamente nos identifica como juventud. Por eso, les recuerdo que, como siempre, corre entre nosotros el respeto, la buena onda y los códigos morales.

Obviamente, ya estamos desarrollando la página web, donde cada participante va a poder contar con su acceso y espacio personalizados, pero mientras tanto, todas las dudas, consultas, inquietudes y sugerencias envialas a martuhecht@hotmail.com

Gracias,
Martín.

sábado, 2 de mayo de 2009

Se cortó la luz.

Estimados lectores:

Hagan de cuenta que se corta la luz por un momento. La computadora que estaba con el facebook y la música con auriculares ya no anda, nuestros hermanitos que están mirando la tele ya no la pueden ver, mamá y papá no pueden trabajar ni mirar una novela ni la película, etc.

Se corta la luz, y se corta la rutina. ¿Y qué pasa? La mayoría de las veces que tenemos la chance de estar en familia y de que haya un apagón, terminamos prendiendo unas velas y nos ponemos a disfrutar charlas, juegos, un partidito de truco, o una comida medio improvisada. Nadie se va a hacer la suya, porque no hay MSN, no hay facebook, no hay tele que nos robe el tiempo.

En mi casa esto no fue necesario. Mi papá y mamá intentaron desde la fundación de la familia armar un sistema donde pudiéramos compartir todo, todo el tiempo. Sin embargo, a los más chicos nos ganó la tecnología, y siempre tuvimos algo que hacer. Por eso, hubo que forzar "apagones", hubo que cortar con las "pantallitas" para que los chicos podamos aprender que la familia se construye compartiendo y no encerrados en un jueguito, aunque sea realmente muy divertido.

Y el tiempo pasó y logramos entre todos pasar domingos bárbaros, pero compartiendo siempre, contándonos todo, cocinando, charlando, planificando viajes, conociendo un poquito más la vida de cada uno. En casa los domingos no se estudia, no se trabaja, no se juega solo. Se comparte y se aprende a vivir en familia. Por eso, tengo todo el apoyo que necesito desde mi casa.

Les aconsejo a los que quieran, que propongan algo parecido en casa. Busquen el día donde nadie trabaja o sale, y armen un espacio para compartir en familia. De a poco, van a ver cómo surgen cosas nuevas...y después me cuentan.

P.D: Se viene una entrada de Agostina. Además, sigo esperando preguntas para entrevistar a la profe de arte. Si querés unirte a Comunidad Moral para intercambiar opiniones con el resto de los chicos, agregá a comunidadmoral@hotmail.com a tu MSN y listo!


Saludos,
Martín.