sábado, 21 de noviembre de 2009

Entre nosotros, la verdad.

Estimados lectores:

Me encanta escribir en mi blog, lamentablemente este mes estuvo difícil. Lleno de exámenes, dando clases particulares y con miles de cosas por hacer. Por suerte, encontré este tiempito para escribir sobre algo que me llama la atención hace tiempo. El tema que quisiera abordar en esta entrada es el de la falsedad en las relaciones entre amigos o entre chicos y chicas que apenas se conocen.

Por algún motivo que desconozco, la gran mayoría de los chicos o chicas, cuando empezamos una relación con otros, mentimos de alguna manera. Por ejemplo, al responder los mensajes. Demorando, mientiendo que hay que ir a hacer alguna cosa. Al no atender los llamados. Al dar excusas para no salir o al desadmitir al otro para que parezca que no estamos. Ese tipo de acciones, a mi entender, para lo único que sirven es para hacer una relación mas triste, más retorcida y mucho menos apasionada.

Con los amigos muchas veces pasa lo mismo. Puede pasar que uno no tenga ganas de dar todas las explicaciones del caso y entonces miente. ¿Para qué? La mayoría de las veces alcanzaría un "No tengo ganas de hablarlo ahora."

Con muchos amigos hemos llegado a la conclusión de que la mejor forma de conocer a una persona es con la verdad frontal. Ser como uno es, orgulloso de eso. También, aceptando sus defectos y asumiéndolos. A la larga, nadie es perfecto y cada uno sabrá, si se conoce, con quién elige juntarse y con quién no.

A mi entender, el hecho de tener que mentir así (Hacerse el difícil, demorar si el otro demora, etc.) está impuesto por la juventud de hoy en día con un estereotipo de que no nos tiene que importar la otra persona, que hay que hacerse el desinteresado. Yo creo que así nos perdemos lo mejor de cada uno.

Entonces, si tengo interés de mostrarme a alguien, elijo acompañar cada sentimiento con una acción. Demostrar lo que uno piensa, ser claro, no mentir, hace que la gente te conozca más facil. Ser directo le ahorra al otro tener que pensar en muchas respuestas, en "cómo queda si hago tal cosa o tal otra".

Entiendo que puede parecer raro mostrarse muy abierto a los demás desde el primer momento. Igual, es lindo dar oportunidades a la gente, dejarse ver como uno realmente es y darle a los otros la posibilidad de confiar, de también sincerarse y poder hablar en confianza.

Martín.

P.D: comunidadmoral@hotmail.com o Facebook: Martín Hecht para contactarme....Están todos invitados a comentar y, desde ya, pensar y repensar mil veces lo que nos pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario