miércoles, 4 de agosto de 2010

Sobre ser bueno, o ser tonto.

Estimados lectores:

Es un lujo poder preguntarse si uno por ser bueno ya está siendo tonto. Hay que tener la autoestima bastante alta, estar convencido de una larga trayectoria de haber hecho "el bien", y lamentablemente haber sido defraudado. Es algo que suele suceder. Empiezo a notar con cada vez más frecuencia, entre los jóvenes con los que hablo, que esa sensación de vacío y de sentirse correspondido es más y más escasa y necesaria.

Entonces, a uno lo defraudan, lo "cagan", da más de lo que debería haber dado,o como lo quieran llamar. Y se siente tonto, se convence a sí mismo de que tiene que ser "más malo", de que "a nadie le importa" lo que uno hace por los demás, total después se olvidan, que hoy en día "les va mejor a los que cagan gente", etc.

La idea de esta entrada es demostrar que eso no es cierto. Hay una gran diferencia entre ser bueno o ser tonto, y pueden darse ambas, ninguna, o alguna de las dos, pero nunca una persona por realizar buenas acciones, siempre y cuando no perjudique a otros, está actuando negligentemente.

Vamos por el razonamiento sencillo. Uno es bueno, escucha, acompaña, comparte con sus amigos, familiares, ayuda con tiempo, esfuerzo, y espera a cambio, primero que nada, que al otro le vaya bien y después un cierto reconocimiento. Suele ocurrir que el otro, metido en su problema, no se da cuenta de las dimensiones de nuestros esfuerzos y la consecuencia de eso es menos reconocimiento del que uno espera. Lamentablemente, es innegable que uno espera alguna clase de reconocimiento, por más placer que le dé hacer el bien por el bien mismo.

Hay reconocimientos más altruistas y más egoístas. A veces, uno piensa que decir gracias muchas veces y borrarse después es ser agradecido, cuando no es así. En una amistad o una relación duradera no hay mejor reconocimiento que el "estar ahí" de la misma forma que estuvieron con nosotros. Es importante acordarse que no es lo mismo ayudar a alguien cuando tiene un verdadero problema que cuando está cómoda con su vida: es el famoso "estar en las malas."

Visto desde el lado del que ayuda y no del que tiene el problema, es importante entender que hacer el bien no pasa por el reconocimiento que uno obtiene. Cabe preguntarse lo siguiente: ¿Puedo dejar yo que a fulanito le pase tal cosa sin ayudarlo? ¿Me da el corazón a mi para no hacer nada si tal persona tiene un problema? ¿Podemos estar felices nosotros si los seres a los les que decimos que los queremos están tristes? De esas preguntas surge la intención de ayudar, de buscar la felicidad del otro.

Y cuando el reconocimiento no es suficiente, o no te dicen gracias, o después el otro se va a pasarla bien y se olvida de nosotros, no es motivo para dejar de ser buenas personas. Las buenas personas somos NOSOTROS, y no ellos. Además, dejar de ser bueno porque una persona te defrauda te quita la posibilidad de hacer el bien a otros, conocer a otras buenas personas y hacerte de relaciones positivas. ¿Por qué tiene que pagar uno por otro que no tiene nada que ver? El mejor resultado que nos llevamos son las experiencias de vida, y el saber que a cuantas más personas les prestamos la oreja o nuestro tiempo, más estarán dispuestos a ayudarnos cuando lo necesitemos.

Martín.

PEDIDO: Espero que hayan notado que tengo el botoncito para compartir la entrada en facebook. Si publican eso es sus muros, calculo que más gente me va a leer, y eso estaría bueno. Además, los que no tienen cuenta de blogger pueden comentar por ahí y etiquetarme, apenas pueda les respondo.

Muchas gracias.

8 comentarios:

  1. Bien Martin, la verdad q ultimamente mas que nunca necesito consejos y esas cosas. Esta bueno poder saber q hay otras personas que sienten lo mismo que uno y te levanta el animo saber que todo puede ser mejor
    Es lo que estoy aprendiendo a medida que voy por la vida, siempre va a salir el sol, todo depende de nosotros, hasta que no nos demos cuenta, no vamos a progresar jamas
    UN ABRAZO MARTIN, joni

    ResponderEliminar
  2. Me encanta todo lo que escribis, tu blog, lo vi en el subnick de un amigo.
    De curioso entre, y no paro de leer.
    Mucha razon, y reflexion, me encanta!.

    nacho.casaza@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Y los que no tienen cuenta de Blogger, también pueden comentar por acá, no te olvides de eso.

    Esta vez traigo más preguntas:

    ¿Y qué cuando el ser bueno o ser tonto pasa por algunas acciones que no están directamente determinadasa por el resultado de los demás? ¿Y qué cuando el cagar gente me da beneficios a mí? ¿Elijo ser bueno y tonto o malo y vivo?

    ResponderEliminar
  4. Lola:

    En respuesta a tus preguntas estuve pensando un par de cosas que estaría bueno comentar. Veamos:
    "¿Y qué cuando el ser bueno o ser tonto pasa por algunas acciones que no están directamente determinadasa por el resultado de los demás? "

    Uno puede ser tonto sin interactuar con los demás...haciendo tonterías. Fracasando en sus proyectos, boicotéandose, etc.
    Pero no se puede ser bueno sin depender de la interacción con los demás. ¿Conocés a alguien que sea egoísta y buena persona? Es contradictorio.

    Y cuando el cagar gente te da beneficios, sos una mala persona si los cagás, así de sencillo mi estimada Lola. No elegís ser bueno Y tonto, no son características que van unidas. Resignarte a un beneficio porque tenés bondad no es ser tonto, es ser bueno. Y eso de malo y vivo no es tan así, si lo pensás, hoy sos malo y obtenés un beneficio pero a la vez te perjudicás quedándote solo.
    Por eso, ser bueno siempre pasa por acciones o inacciones que van asociadas a los demás. O beneficiar al otro y nos beneficiamos todos, o dejar de beneficiarnos porque estamos en detrimento del otro.
    No conozco a nadie que sea bueno sin hacer nada que beneficie a otros...explicame como sería eso. Calculo que un ejemplo sería:
    Fulanito es un hermitaño que planta árboles, es bueno y no ayuda a otros. Sí, los ayuda plantando árboles. El que es bueno lo es porque su acción beneficia a otros, al menos así de simple lo veo yo.

    Besote.

    ResponderEliminar
  5. Voy a comentar algo corto. Esto se "ser bueno y ser tonto" me representa, porque muchas veces por ofrecerme a ayudar y dedicar mi tiempo a dar consejos la gente suele abusar de esa actitud que tenemos. Lo que yo pienso, es que no hay que dejar de ser bueno porque otra persona haya sido desagradecida con nosotros, porque no todos son iguales y mientras uno te haya respondido de mala manera sin haber dado siquiera las gracias, otro puede ofrecerte tu amistad y en el momento en que menos pienses estar ahí cuando lo necesites; a su vez, si somos "buenas personas" no se puede dejar de serlo, más allá que existan muchas cualidades que pueden cambiarse en el ser humano (si se quiere se puede cambiar), pero hay ciertas cosas, y lo digo por experiencia, que por más que se luche por cambiar no se pueden.. En este caso, si sos bueno por naturaleza va a ser medio difícil transformarse en otro tipo de persona (no se si esto ocurre a todos, pero en mi caso es así, por ejemplo) La cosa es, y es al punto al que quería llegar, que muchas veces TODOS nos preguntamos, si existe un Dios, como dicen, por qué hay tantos accidentes? Por qué muere tanta gente inocente y los que hacen maldades siguen en pie? Dejando de lado el lado de la religión, me refiero a que generalmente la gente "mala" triunfa más.. o eso es lo que yo veo; mi conclusión es que a todos nosotros, que ya dudamos en si somos buenos o tontos, nos va a venir algo mejor, porque si existe reciprocidad, si existe el karma, o lo que quieran llamarlo, hay una recompensa por todo, y no hay que dejar de ser uno mismo ni dejar de ayudar al otro por las consecuencias vividas, porque hacer el bien o ver feliz a otra persona es de las cosas que más satisfacen, y si aquel no supo agradecer, por algo será.

    ResponderEliminar
  6. Más vale que tengas razón, me has reanimado, me tomó años descubrir que es importante hacer las cosas bien (hacer bien el bien!) pero ahora que lo intento no dejo de desanimarme cada día. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas reflexiones,adhiero a ellas tmb.Martín,gracias!

    ResponderEliminar
  8. haber si alguien me contesta por fa, estuve enferma una semana sin casi salir de la cama mi mama y hna viven muy cerca pero no vinieron a visitarme solo cuando los invite a cenar y aun sabiendo que no podia hacer muchas cosas no ayudaron para nada con limpiar la mesa, los trastes, etc y no volvi a verlas en toda la semana ya para le viernes me habla mi hermana para decirme que le marque a su novio xk ella no tiene saldo y le diga X cosa, eso me hiso sentir super mal xk solo me hablan cuando necesitan cuando las puedo llevar a x parte en el coche, etc pero cuando yo ocupe no estuvieron .... en resumen menti y dije que no entraba la llamada pero es que senti que de buena pase a tonta y eso no me gusta. Que piensas de eso??

    ResponderEliminar